Piden investigar seriamente la muerte de un Ayoreo silvícola

Ayoreos silvícolas viven en las tierras que están siendo brutalmente deforestadas

Organizaciones del pueblo ayoreo reclamaron a la Fiscalía y al gobierno que investiguen seriamente la muerte de un ayoreo que vivía en estado de aislamiento cuyo cuerpo fue hallado el 3/1 paso en la zona de Gabino Mendoza, departamento de Alto Paraguay, a poco más de 800 kilómetros de Asunción, cerca de la frontera con Bolivia.

En el caso intervino el al fiscal Héctor Velázquez, quien se dirigió hasta la zona del hallazgo junto a agentes de Criminalística y un médico forense.

No descartar la hipótesis de un homicidio, es básicamente el reclamo que hicieron público a través de un comunicado que reproducimos a continuación:

“Las organizaciones del pueblo Ayoreo del Paraguay:  Unión de Nativos Ayoreos del Paraguay (UNAP), Organización Payipie Ichadie Totobiegosode (OPIT), Asociación Garaigosode Ayoreo del Paraguay (AGAP) y Asociación Guidaigosode y Ducudegosode Ayoreo del Paraguay (AGDAP) fuimos el día de ayer, sábado 6 de enero de 2024, a realizar una investigación por cuenta propia en la zona de Lagerenza’i, en nuestro territorio ancestral y territorio en uso por nuestros parientes en aislamiento voluntario, después que el  31 de diciembre de 2023 recibimos la noticia de hallazgo cuerpo sin vida encontrado en esa zona

Desde el primer momento dijimos que podía ser un ayoreo en aislamiento voluntario que falleció por motivos desconocidos, aunque nuestro miedo es siempre que se les dispare o que contraiga alguna enfermedad contagiosa de los coñones (los no indígenas). Esta posibilidad nunca fue tenida en cuenta por las autoridades nacionales.

En esa fotografía vimos que estaba una persona desnuda y otras cosas que casi nos aseguraban que era ayoreo, como la pulsera en el brazo que es un uso tradicional, también vimos el cuerpo con color negro qué es una práctica de nuestros parientes aislados, la forma de los pies son como la de los aislados, no pegados como cuando se utiliza un calzado y otras cosas que se veían en la fotografía.

En nuestro recorrido encontramos otros indicios, el principal es una cabellera, en el sitio, que al parecer no vieron o no le importó a la gente de la fiscalía de Filadelfia, que no sabemos cómo realizó su trabajo de investigación en el sitio. El día 2 de enero de 2024, nos enteramos que ya se iba gente para levantar el cuerpo, pero no sabemos si hicieron una investigación buena, porque nadie nos avisó de nada. Trajeron el cuerpo a Villa Choferes del Chaco y de ahí lo enviaron a Asunción.

Fuimos 8 personas en 2 vehículos: Sani Juumini, Guei Basui Picanerai e Isaías Posoroja por la AGDAP, Igomejei Dosape por la UNAP, Aquiroia Picanerai por la AGAP y Porai Picanerai, Rosalino Picanerai y el Yame por la OPIT.  Ahí tomamos fotos y videos de todo el trabajo de investigación que hicimos, datos que vamos a compartir con un fiscal responsable y con los medios de comunicación para que sea de público conocimiento.

Como representantes del pueblo ayoreo les exigimos una profunda investigación. Exigimos que se tome en cuenta nuestra denuncia y exigimos participar de todo el proceso de investigación. Todo el pueblo ayoreo está muy triste porque puede ser algunos de los parientes que no fueron contactados que todavía viven el monte, pueden ser familiares de los totobiegosode o puede ser familiares de otros ayoreo de otros grupos, como los garaigosode, tiegosode, ijnapuigosode, etc.

Pedimos que se respete el territorio y la forma de vida de nuestros parientes aislados, que decidieron no salir de su bosque que es su mundo porque se sienten más seguros ahí. En Paraguay todavía varios grupo de ayoreo aislados pueden vivir en el bosque, pero se destruye más y más y además no se respeta la vida de ellos”, concluye señalando el texto firmado por Igomejei Dosape;Diri Etacore; Sani Juumini y Porai Picanerai.

Comentarios